Por mucho que lo intente, resulta inevitable que algunos emprendedores confundan posicionamiento con metodología.

Me explico.

A lo largo de este año, he conocido a emprendedores algo confundidos respecto a mi metodología de email marketing. Y la confusión viene dada por mi particular posicionamiento… por lo visto algunos creen que para utilizar mis métodos también tienes que elegir un posicionamiento tan extremo como el mío.

Y no es así.

Mis métodos son independientes de la personalidad, estilo o posicionamiento que elijas para tu negocio.

Hay quienes prefieren ser como la seda italiana.

Suaves, sutiles y delicados con sus suscriptores.

Estos email marketers eligen ser seductores con estilo. Algo así como Fénix en el Equipo A o Pierce Brosnan en James Bond

Yo soy más de usar la lija del ocho.

Áspero, directo y descarado. Algo más parecido a un James Dean en Rebelde Sin Causa o Clint Eastwood en sus buenos tiempos.

Seda italiana o lija del ocho, no hay ninguna diferencia.

Los principios y los métodos son los mismos. No importa el posicionamiento que hayas elegido, tu estilo o la personalidad con la que te presentes a la comunidad: los resultados serán los mismos.

A saber:

Tasas de conversión anormalmente altas… niveles de engagement con tu comunidad por las nubes… y posicionamiento como el experto al que acudir en tu campo.

¿Y sabes qué es lo mejor de ser el experto al que acudir?

Pues que los expertos escriben sus propios ceros en los cheques.

(y nunca les falta trabajo ni clientes)

Más secretos de persuasión escrita aquí: 

https://www.nestormarquinez.com/emails-persuasivos