Casi me muero de risa con la última entrevista a Cristiano Ronaldo.

(el jugador del Real Madrid)

Cristiano nunca ha sido un tipo humilde. Tampoco es que eso me moleste de por sí, no soy yo el mejor ejemplo para hablar de humildad, la verdad sea dicha.

Pero lo de este tipo no tiene nombre.

Cada noche suelo escuchar un programa deportivo antes de acostarme. En la última entrevista que hacen a la estrella portuguesa, Cristiano da una lección de narcisismo nivel épico.

El tipo no para de decir lo bueno que es.

Que cada día escribe una nueva página en la historia del fútbol.

Que la gente le tiene envidia y ya está acostumbrado.

Y todo ello refiriéndose a sí mismo en tercera persona.

¿Te lo imaginas?

El tipo está tan fuera de la realidad que resulta cómico.

Y no es el único.

Estrellas del deporte americano, como LeBron James, también caen en la misma trampa.

Todo su discurso se puede resumir en “yo, yo, yo…”

Y después se sorprenden de que la gente les critique… se sorprenden de que la gente piense mal de ellos… se sorprenden de que aprovechen cualquier oportunidad para ridiculizarlos… o de que provoquen reacciones negativas cada vez que hablan.

No debería sorprenderles.

De la misma que forma que muchos emprendedores no deberían sorprenderse de que sus emails no produzcan conversiones… de que la gente se aburra de leerlos… o de que nadie los abra siquiera.

Tampoco debería sorprenderles.

¿Por qué?

Porque sus emails son tan egocéntricos como algunas de las estrellas mencionadas anteriormente. Solo hablan de los buenos que son sus productos y servicios. Convierten sus productos en el centro del email… olvidando lo más importante de todo.

Tus suscriptores no están ahí por tus productos y servicios.

Tus suscriptores están ahí por las soluciones que ofrecen a sus problemas.

Tan simple como eso.

Ahora tienes dos opciones.

Puedes elegir la estrategia de Cristiano Ronaldo… y ser el más odiado en cada campo.

O puedes abrazar mis métodos… y obtener resultados sin precedentes con cada email y campaña que envíes.

La elección es solo tuya: 

https://www.nestormarquinez.com/emails-persuasivos