Esta es una historia real.

Durante la II Guerra Mundial, una rama del servicio secreto británico – el MI9 – era la encargada de ayudar a los combatientes de la resistencia en territorio alemán, así como liberar soldados capturados.

Hacer llegar el material necesario a la resistencia no era cosa fácil.

Así que los británicos idearon una forma original para poner en sus manos instrucciones, dinero, pequeños objetos y mapas – sobre todo mapas – para ayudar a los prisioneros.

¿Cuál fue esa idea?

Camuflar los objetos en cajas del juego Monopoly.

El quid de la cuestión estaba en la Convención de Ginebra.

Este tratado establecía que los prisioneros de guerra podían recibir paquetes… siempre y cuando los paquetes fuesen entregados por la Cruz Roja Internacional.

(por supuesto, la Cruz Roja no sabía nada de esto)

Así que los británicos se pusieron manos a la obra.

Contactaron con el propietario de la licencia para el juego en Inglaterra y comenzaron a fabricar esta edición tan especial. Se fabricaron varias versiones del juego, dependiendo de las zonas y necesidades concretas.

Y de esta forma ayudaron a liberar a un número incontable de soldados de los horrores de la guerra.

Estoy convencido de que los alemanes no se lo esperaban.

De vuelta al presente…

Hacer email marketing no es tan diferente a lo que hicieron los británicos. Al fin y al cabo, una de las claves en persuasión es que el objetivo nunca sea capaz de detectar el esfuerzo para influenciarle.

De ahí la importancia de contar con herramientas de persuasión invisible.

Persuasión invisible es al arte de persuadir… sin parecer que lo estás haciendo.

Es el arte de sortear el muro de protección contra la venta que todos tus clientes tienen… encontrando medios alternativos para hacer llegar tu mensaje.

Es un arte que muy pocos conocen… y aún menos enseñan.

Hasta ahora.

Cuando te unas a mi programa avanzado EmailDomination, la venta invisible será una de las (muchas) técnicas que voy a enseñarte cada mes.

Hazte con esta belleza aquí:

www.NestorMarquinez.com/EmailDomination