Cuando comencé en el mundo de las ventas estaba totalmente perdido.

En mi primer trabajo como vendedor de seguros para una gran compañía apenas me formaron en técnicas de venta. En mi segundo trabajo como vendedor tampoco me enseñaron ninguno de los principios básicos para la venta en persona… se limitaron a enseñarme a repetir el pitch básico.

Puedes imaginar lo duros que fueron esos comienzos.

Cada día me presentaba en decenas de casas y comercios de la zona… sufriendo un rechazo tras otro. Recuerdo que en mi primera semana en la calle no conseguí cerrar ninguna venta y estuve a punto de arrojar la toalla.

Cada día volvía a casa preguntándome en qué estaba fallando.

Y como había que pagar las facturas y comer todos los días, no me quedó más remedio que aguzar el ingenio. Lo primero que hice fue idear una estrategia para evitar que los clientes potenciales me echaran a patadas de sus casas y negocios.

Mis métodos ya eran poco convencionales por aquel entonces.

Y no tardé en aprender que podía multiplicar mis posibilidades de cerrar una venta… si conseguía sobrevivir los primeros 5 minutos de cada visita. Muchos años más tarde, cuando comencé en esto de la escritura persuasiva, descubrí que había estado aplicando de forma instintiva un poderoso principio de persuasión.

Esto hizo que mis ventas aumentaran de forma drástica.

Y mi confianza.

Verás…

Si hay algo que aprendí durante esos años, es que un vendedor que tiene un método y confianza en sí mismo puede resultar imparable. Esto fue lo que me llevó ganarme un puesto como director de una oficina comercial para la empresa en la que trabajaba.

(otro día te contaré lo que sucedió en aquella oficina…)

Por aquel entonces tendría unos 25 años.

No era el mejor vendedor de aquella oficina.

Ni de lejos.

Pero tenía un método y confianza en que lograría mis objetivos.

Por esta razón, cuando diseñé mi programa avanzado de email marketing tenía claro que había algo innegociable: EmailDomination debía ofrecer un método probado para producir resultados predecibles… sin importar tu talento (o la falta de) como vendedor.

Tan simple como eso.

Y eso es precisamente lo que encontrarás aquí:

www.NestorMarquinez.com/EmailDomination