Que Cayo Julio César es uno de los grandes hombres de la historia no es ningún secreto. No solo fue un hombre brillante y un gran político… también fue uno de los mejores generales de la historia militar romana.

Y no es de extrañar.

César aprendió mucho de su tío político, Cayo Mario, otro de los grandes generales de Roma, que llegó a ser nombrado siete veces cónsul (una hazaña jamás igualada).

He aquí un signo de la inteligencia de César.

Cuando llegó el momento de combatir a las tribus galas, César tenía muy claro cómo debía hacerlo. Siempre se concentraba en barrer a un enemigo cada vez, en vez de tratar de luchar en varios frentes y dividir sus fuerzas.

De esta forma multiplicaba sus posibilidades de éxito.

Concentrarse en un objetivo, golpear con fuerza y conseguir la victoria.

Una filosofía que también es aplicable al email marketing.

Verás…

Muchos emprendedores caen en el error de intentar librar demasiadas batallas al mismo tiempo. Intentan conseguir que sus suscriptores hagan tres, cuatro y hasta cinco acciones diferentes en un email.

Y eso es muy poco efectivo.

(muchos generales romanos cayeron por cometer este error…)

Lo único que consigues es dividir tus propios esfuerzos en varios objetivos… y distraer la atención del lector entre varios mensajes y llamadas a la acción.

La estrategia de César es infinitamente más efectiva y productiva.

(¿te has dado cuenta de que se corresponde con el cuarto principio de la filosofía No-Prisoners: un email, un objetivo?)

Centrándote en un solo objetivo por cada email aumentarás la respuesta de cada email y campaña… y por tanto las probabilidades de conseguir más ventas de tus productos y servicios.

Un email, un objetivo.

Tan simple como eso.

Para más estrategias y consejos avanzados de email marketing, descarga de forma gratuita el ejemplar de muestra de EmailDomination:

www.NestorMarquinez.com/EmailDomination