Uno de mis hobbies principales son los juegos de mesa modernos.

De hecho, durante los últimos 7 años he presidido una asociación dedicada a esta afición en Cartagena.

Una de las cosas que mas me llama la atención es el fenómeno del coleccionismo.

Conozco gente con estanterías repletas de juegos hasta el techo.

Muchos de ellos ni siquiera han estrenado todo lo que adquieren. Es mas, muchos de ellos compran siendo conscientes de que la mayoría nunca verán la mesa de juego.

Da pena ver todos esos juegos cogiendo polvo en la estantería.

Este fenómeno también ocurre en otras aficiones.

Cómics, figuritas, maquetas en miniatura…

Ninguno se salva.

Pero aquí viene lo mas sorprendente… también sucede con cualquier clase de curso.

(especialmente con los cursos sobre marketing en internet)

La gente se vuelve loca apuntándose a cursos gratuitos que nunca completan. Peor aún, un alto porcentaje de los compradores de cursos no pasan de la primera lección.

(si es que llegan a empezarlos siquiera)

¿No me crees? Aquí va una experiencia real que lo demuestra.

En una entrevista, la leyenda del marketing Dan Kennedy contaba un interesante experimento que realizó con una de sus compañías dedicada a la venta de audio-cursos.

Sencillamente comenzó a enviar cursos en los que solo las primeras lecciones estaban grabadas.

El resto del audio estaba vacío.

Tras varias semanas, la tasa de devoluciones no sufrió cambios.

Lo que solo podía significar una cosa… la gente compraba, pero pocos le daban uso en realidad.

Solo servían para coger polvo en la estantería.

De cualquier manera, puedo entender por qué muchos cursos actuales quedan muertos de risa en un rincón. La gran mayoría solo contienen palabrería regurgitada hasta la saciedad.

No aportan nada realmente valioso. 

No aportan consejos accionables. 

No aportan nada nuevo.

Como consumidor no hay nada que me moleste mas. Odio pagar por información repetida, por el número de hojas o por conceptos tan abstractos que parecen vomitados por un filósofo argentino (que conste que no tengo nada en contra de los argentinos).

Por eso mi filosofía es: claro, conciso y accionable.

Y aplico este ideal a todo lo que hago.

Incluido mi programa EmailDomination.

Hazte con tu copia de muestra aquí:

www.NestorMarquinez.com/EmailDomination

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….