Uno de mis programas favoritos es La Casa de Empeños.

Se trata de un reality centrado en una famosa casa de empeños de Las Vegas. Al contrario que las típicas casas de empeños, este establecimiento comercia con todo tipo de antigüedades y objetos de coleccionista.

¿Por qué me gusta el programa?

Pues porque combina dos cosas que me gustan mucho.

Por un lado está el aspecto histórico. Muchos de los objetos que los vendedores llevan a la casa de empeños están cargados de historia y anécdotas curiosas.

Y después está la parte comercial.

Me gusta mucho observar cómo la gente lleva las negociaciones y el regateo en busca del mejor precio final.

Y es aquí donde se producen situaciones bastante curiosas.

Verás…

Muchos de los vendedores que acuden a la casa de empeños tienen la cabeza llena de sueños y cifras astronómicas. Es sorprendente como el apego personal a ciertos objetos nublan por completo la capacidad de raciocinio de la gente.

Muchos todavía creen que cualquier cosa vieja debería valer mucho.

Lo que me lleva a pensar en otra cosa…

Algo que, como info-marketer, tiene una importancia capital.

Y es que mucha gente todavía valora los infoproductos atendiendo al número de páginas del ebook que acaban de comprar… la cantidad de vídeos que componen un curso… o cualquier otro baremo absurdo que se les ocurra utilizar.

Pero tú y yo sabemos que ese no es el verdadero valor de lo que hacemos.

Tú y yo sabemos que la verdadera medida del valor de nuestros infoproductos no es la cantidad de contenido… sino la capacidad para transformar las vidas de las personas que los adquieren.

¿Cuánto debería valer un ebook?

Unos pensarán que su valor es de 7 lerus.

Y lo pensarán porque es lo que están acostumbrados a pagar.

En ningún caso pensarán que su contenido vale miles de lerus porque ese es el precio al que están acostumbrados.

Entonces… ¿cómo podemos darle la vuelta esto?

¿Cómo podemos aumentar el valor percibido de cualquier producto o servicio… sin necesidad de añadir más contenido o hacer descuentos?

Bueno, creo que sabes cuál es la respuesta.

La respuesta es: email marketing

El email marketing te permite posicionarte como el experto-al-que-acudir en tu campo y crear relaciones duraderas con tus clientes.

Dos factores cruciales a la hora de aumentar el valor percibido.

Más consejos avanzados sobre email marketing aquí:

https://www.nestormarquinez.com/emailaccelerated